Para la Organización y todo el personal de Ha Yeladim Shelanu:

Quisiera expresar a través de esta carta, aunque una hoja definitivamente no es suficiente, toda la gratitud que siento en mi corazón por vuestra ayuda. Todavía recuerdo aquel día en que llame a una amiga cercana, para decirle que me encontraba desesperada: mi hijo de 5 años se comportaba de manera muy extraña y ya no sabía qué hacer con él...

Estaba exasperada y ya no podía aguantar más la situación.

Dado que soy una mujer divorciada, y además estaba desempleada en aquel entonces, mi situación económica era muy difícil no podía pagar ningún tipo de terapia. Mi amiga me comento de la organización y decidí llamar. Desde el primer momento que me contacte con el Rabino Ari Shoenfeld, el se tomo mi caso muy seriamente y comenzó a investigar profundamente para averiguar qué tipo de terapia y profesional necesitaba mi hijo específicamente. Me acuerdo de haber pensado: wow! Cuanta dedicación. Eran horas de llamadas telefónicas, averiguaciones y además, el constante apoyo emocional que me brindaban. Al final el Rab consiguió a un especialista para el caso de mi hijo, pero yo no podía siquiera pagar la mitad de la primera sesión. Me sentía abrumada y avergonzada. El Rab Shoenfeld me tranquilizo y me aseguro que la organización de ocuparía de todos los gastos, y que no tenía que sentir pena ya que para eso estaban ellos, para ayudar! Y que para ellos era una alegría poder ayudar. No lo podía creer. Cuanta Mesirut Nefesh! Hasta hoy en día, el Rab Shoenfeld sigue en contacto con nosotros para ver como estamos y como avanza mi hijo. Es increíble.

Este año, cuando se reinicio el año escolar, le pregunte al maestro de mi hijo que como lo había encontrado…ya estaba asustada de la respuesta pero para mi sorpresa, el maestro me dijo simplemente: “mire, no sé que hicieron ustedes con este niño durante las vacaciones, pero me sorprendió para bien. Parece otro niño! Es como que hubiese florecido…”.

Que puedo decir? Estoy eternamente agradecida a la organización, al Rab Shoenfeld y a todas las personas involucradas en este maravilloso proyecto de ayuda a los niños de Israel. Que Hashem Bendiga a cada persona que participa donando su tiempo, dinero y sabiduría para esta importantísima causa. Ellos piensan que ayudaron únicamente a mi hijo; yo se que ayudaron a todas las generación que saldrán de él.

Que Hashem Les Bendiga con éxito y bendición en todos los aspectos de su vida, que seáis inscriptos y sellados prontamente en el libro de la buena vida.

Shana Tova u Metuka!
A.S.
Jerusalem, Elul 5762

Avances

Consulta y da seguimiento de los avances del proyecto en línea haciendo Click Aquí

Formularios

Descargar nuestros cuestionarios y formularios de captura haciendo Click Aquí

Usuario: guest y Password: guestguest.

Expedientes

Accede a la información de expedientes compartidos contigo haciendo Click Aquí

Usuario: guest y Password: guestguest.

Donativos

JoomShaper